Imprimir PDF

Print Friendly and PDF

martes, 26 de abril de 2011

El dinero es un "flujo de energía" similar a la energía de Fuerza de Vida




El dinero es un "flujo de energía" similar a la energía de Fuerza de Vida -prana o chi- y que no es espiritualmente diferente de la energía cinética o atómica, de la electricidad, el calor, o cualquier otra fuerza natural.
“El dinero es energía positiva que llega a mí en sus más variadas y diversas manifestaciones”

Como con todas las formas de energía, el flujo de dinero sigue las Leyes de la Creación. Y como en todos los flujos de energía, el equilibrio es la clave. Los aparatos eléctricos sólo funcionan con el flujo de corriente apropiado. Demasiado, y los cables y el equipo se queman; muy poco, y nada funciona. Es lo mismo con el calor que nos mantiene calientes y confortables. Demasiado, y nos quemamos; muy poco, y nos congelamos.

Pero, ¿qué es "demasiado" para un ser humano? Como con todas las otras formas de energía, la respuesta a esto es una cuestión individual, dependiendo de la función y propósito en la Vida. La cantidad apropiada de calor para hacer nuestros hogares confortables, sería deplorablemente inadecuada para hacer herraduras para caballos. La cantidad de electricidad que una cámara digital utiliza, sería como una gota de agua en una cubeta para operar un refrigerador. La cantidad de dinero que es apropiada para otro, es algo que no podemos juzgar. Sólo lo podemos determinar para nosotros mismos.

Pero existe un criterio que podemos aplicar al dinero, como a todas las formas de energía, y esto es que debe fluir. Así como experimentamos la insuficiencia de chi en el cuerpo como enfermedad, también experimentamos el flujo insuficiente de dinero como carencia.

Cuando estamos en equilibrio con el dinero, confiamos plenamente en que cualquier cosa que necesitemos será proveida. No tenemos miedo de gastar dinero en nosotros mismos o para ayudar a otros. El dinero en sí mismo no es el problema. Nosotros hacemos lo que venimos a hacer aquí, sabiendo que los recursos fluirán hacia nosotros y a través de nosotros.

El Éxito Financiero es Importante
Lo que tú creas personalmente sobre el dinero, afectará el resultado. Tus creencias sobre el dinero determinarán finalmente si tienes o no, éxito económico.

Incrustada, arraigada o grabada en el inconsciente de muchos una actitud negativa hacia el dinero que hay que corregir. Esta actitud contempla el dinero como algo sucio y no espiritual, una visión fomentada por la Iglesia Católica, el Budismo, el Hinduismo y la mayoría de las religiones importantes durante siglos como medio de controlar a la gente. La pobreza y el sufrimiento se convirtieron en virtudes y sinónimos de lo espiritual. Algunos se sienten culpables cuando viene el dinero a su vida, como si no merecieran tenerlo.

En realidad, el dinero no es más que energía solidificada al igual que todas las cosas materiales en el plano físico. Es neutro. No lleva ninguna de las sentencias morales que le imputan los seres humanos. Como energía, responde a la ley cósmica de la atracción. Le gusta y va a los que lo aprecian y a los que pueden hacerlo. Se quedará fuera de los que lo odian o lo desprecian en secreto. Ustedes harían lo mismo en una situación social parecida.

Otra actitud o creencia es que el dinero procede sólo de unas pocas fuentes: un trabajo, un negocio, una herencia, un aumento, nuestros ahorros, y/o inversiones. Pero este punto de vista limitado es precisamente lo que las fuerzas oscuras han fomentado en nuestra mente durante siglos, porque ¿quién controla los negocios, los bancos y las inversiones en este mundo? Y si uno está formado para pensar de este modo, como hemos hecho todos, entonces uno no aprecia la universalidad y la neutralidad de la energía del dinero. Cuando uno se rinde completamente a la sabiduría divina para la fuente del dinero, viene de la forma más insólita y de fuentes inesperadas.

Rectificando
1º La falta de dinero no puede impedirles la posibilidad de hacerlo.

2º Invoquen a la Llama Violeta para que lave todas las ideas negativas sobre el dinero profundamente arraigadas en la mente consciente o inconsciente. Ábranse a recibir dinero como una energía neutra sin prejuicios ni apegos morales. Vean la idea negativa que ustedes albergan sobre el dinero como algo que se implantó en nuestra mente con el fin de obstaculizar el progreso… quemen esta actitud en los fuegos limpiadores de la Llama Violeta.

3º Abran la mente a la posibilidad que el dinero buscará todos los canales para encontrarles una vez que se abran a aceptarlo. Imaginen múltiples canales no conocidos comúnmente por la humanidad. Creen aperturas para eludir a los controladores tradicionales del dinero para que nuestros guías espirituales puedan ayudar a dirigirlo hacia nosotros. Dejen solamente que venga la energía del dinero en cualquier forma y desde cualquier lugar que esté.

A medida que el dinero comienza a fluir en nuestra vida, manéjenlo justamente como si manejaran energías de amor y salud fluyendo en nuestra vida. No den a otras personas la administración de esta energía: tengan mucho cuidado de ello ustedes mismos, porque llega a nuestra vida para un propósito. Paguen todas las deudas hasta que estén totalmente libres de ellas para comenzar nuestro sagrado trabajo. Minimicen el uso frívolo y autoindulgente de la energía del dinero. Dirijan la energía del dinero hacia proyectos y actividades correctas, entonces... la propia energía del dinero atraerá más de la misma energía.

Todo esta dispuesto para ti.
Tu sendero se encuentra frente a ti.
A veces es invisible, pero esta allí.
Tal vez no sepas a donde conduce,.... mas,... debes seguirlo.
Es el sendero hacia el Creador.
El único sendero que existe.

Pedid y se os dará
Con suavidad se van sucediendo los minutos, las horas, los días, las semanas, los meses, con suavidad se van sucediendo las estaciones de manera cíclica, primavera, verano, otoño, invierno, y otra vez la primavera, todo vuelve, todo es un continuo.
De la misma manera se va deslizando la vida: Los mismos pensamientos, las mismas acciones, los mismos sentimientos, las mismas emociones; la vida también es un continuo. Es un continuo hasta que tú decides que ya está bien: Cuando tú decidas que has sufrido lo suficiente, se acabará el sufrimiento; cuando tú decidas que te has aburrido lo suficiente, se acabará el aburrimiento; cuando tú decidas que has sido suficientemente pobre, se acabará tu pobreza.
“Pedid y se os dará”, ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? “Pedid y se os dará”. La vida sólo es un reflejo de aquello que pides. No, no estamos locos, ¡es así! Puedes jurar por activa y por pasiva que lo que deseas es ser feliz, y sin embargo, estás viviendo el sufrimiento. Pero es que no te basta con jurarlo, ni tan siquiera con desearlo. Tienes que pedirlo, y después, esperar que llegue.
Imagínate que tienes hambre, y que entras en un restaurante para saciar tu hambre, y que pides el primer plato, y justo después de pedirlo, te levantas y te vas. Es cierto que tienes hambre y deseas comer, es cierto que pides la comida, pero también es cierto que no las has esperado y te has ido, con lo que seguirás teniendo hambre.
Así es en la vida. Quieres ser feliz, que es como tener hambre; deseas la felicidad, e incluso empiezas a realizar alguna técnica para conseguirla, que es como pedir la comida; pero sigues anclado/a en los mismos pensamientos y realizando las mismas acciones, que es como levantarse e irse del restaurante.
“Pedid y se os dará”. Pide, agradece de antemano lo que vas a recibir y, espera. Espera que llegue tu petición, con paciencia, sin alterarte, sin volver a realizar las acciones anteriores, actuando como si ya hubiera llegado tu pedido, es como ir salivando, esperando la comida.

Mientras esperas abstente de juicios y críticas, hacia los demás y hacia ti mismo/a, no te lamentes, observa la vida y acéptala, sin condiciones, perdona cualquier acción que te desagrade de los demás y de ti mismo/a, piensa que todas las personas tienen un motivo para actuar como lo hacen, ya sea real o imaginario, piensa que ellas también tienen hambre, pero no han tenido la paciencia suficiente para esperar la comida.

Observarás como va llegando tu petición, a veces llega el pedido completo, y otras veces llega en diferentes entregas, todo depende de la fuerza de tu petición y de tu paciencia en la espera.
Piensa que todos somos iguales, que el Dador de peticiones escucha a todos por igual, y que Él intenta hacer la entrega, pero no todos han sido capaces de aguantar la espera, por lo que el pedido no puede llegar al destinatario.
Pide, que el paquete siempre llega a su destino, y espera para que cuando llegue el repartidor te encuentre en casa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias ;) <3

Add THis

ShareThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Realiza una donacion a traves del servidor seguro de paypal

Sigueme en Twitter!

Comentarios Facebook